Narrativas migratorias del amor

La Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas y sus entidades llevan más de treinta años interviniendo con personas en situación de vulnerabilidad a través de diferentes proyectos sociales y educativos. Sin duda son muchas las repercusiones y los objetivos alcanzados con las personas participantes de los diferentes proyectos sociales que se realizan; pero si realmente queremos una verdadera transformación social, es importante incidir también sobre la sociedad, ya que esta es el principal elemento integrador donde las personas llevan a cabo sus proyectos vitales.

Con este apasionante proyecto las Plataformas Sociales Salesianas pretendemos contribuir al establecimiento de medidas de prevención de discursos de odio, en particular sobre infancia, jóvenes extutelados y mujeres migrantes. Con la absoluta certeza de que “el amor es clave en la generación de nuevas narrativas”.

El amor fraterno

“Déjame que te cuente” se basa en el concepto de amor fraterno, “un amor que va más allá de las barreras de la geografía y del espacio” como expresa el Papa Francisco en la encíclica Fratelli tutti. Con este proyecto queremos ser “capaces de reaccionar con un nuevo sueño de fraternidad y de amistad social que no se quede en las palabras”. Pretendemos generar nuevas narrativas en las que, desde la comunicación, puedan incidir sobre los elementos comunes que existen entre las personas, trabajar las diferencias como elemento que enriquece el relato, aportando diversidad a las historias, nuevos colores y formas para una misma narración. Para ello trabajaremos en encontrar estos puntos en común entre las personas, centrándonos en las emociones y lo universal.

Para generar estos discursos nos sentimos inspiradas por lo que nos propone el Rector Mayor en el Aguinaldo de 2022, con motivo del cuarto centenario de la muerte de San Francisco de Sales. Don Ángel Fernández Artime nos presenta a jóvenes, educadores/as, Salesianos, Hijas de María Auxiliadora y Familia Salesiana la conocida máxima de este santo: «Haced todo por amor, nada a la fuerza». La espiritualidad salesiana, que tiene su raíz en San Francisco de Sales, tiene en esta invitación al amor una continua fuente de inspiración. La presencia de Dios en el corazón humano, la vida en Dios, la dulzura y amabilidad de trato, un amor incondicional y sin restricciones, la necesidad de una guía espiritual, vivir «todo por amor» son los elementos comunes entre San Francisco de Sales y Don Bosco. Y que ahora rescatamos para desarrollar este proyecto.

“Amorevolezza”

En la línea de que aquello que nos inspira, retomamos el concepto de «amorevolezza» salesiana: “un amor que se manifiesta en los lenguajes de la sencillez, de la cordialidad y de la fidelidad; que produce deseo de correspondencia; que suscita confianza, abriendo el camino a la comunicación profunda —la educación es cosa del corazón—; que se difunde creando un clima de familia, donde estar juntos es bonito y enriquecedor”.

Siempre alegres

Importante también en el desarrollo de la narrativa del proyecto, la invitación de Don Bosco “estad siempre alegres” como fundamento para transmitir esta narrativa del amor fraterno y contrarrestar los discursos de odio. El oratorio de Don Bosco es la expresión física de esta alegría. Es el lugar donde, en un ambiente acogedor, se estrechan y se construyen las relaciones de amistad y confianza; un lugar donde desarrollar sus potencialidades y aprender nuevas habilidades para conseguir sus sueños. En Déjame que te cuente nos motiva esta pedagogía de la alegría para construir nuestro relato. La risa sincera y el juego serán elementos indispensables en esta construcción de nuevas narrativas del amor del proyecto.

Consideramos que el concepto de amor fraterno, desde el que vamos a lanzar todas las acciones de Déjame que te cuente’, apela al fortalecimiento de la comunidad. Queremos “ser comunidades generadoras de esperanza en el mundo de hoy, favoreciendo la cultura del encuentro y el cuidado de la casa común, como reza el objetivo de las Hijas de María Auxiliadora para el curso 2021/2022.

El amor es la fuerza motora para cambiar el mundo. Es importante recuperar este concepto de amor fraterno y usarlo en la generación de una comunicación que rompa barreras y muros, que una a las personas, poniendo en valor la diversidad y el encuentro con otras culturas, haciendo de la alegría una herramienta para sembrar más amor.

La diversidad y la comunidad, protagonistas de nuestro relato

«El futuro no es monocromático, sino que es posible si nos animamos a mirarlo en la variedad y en la diversidad de lo que cada uno puede aportar. Cuánto necesita aprender nuestra familia humana a vivir juntos en armonía y paz sin necesidad de que tengamos que ser todos igualitos» (Papa Francisco, Fratelli tutti).

En la construcción de estas nuevas narrativas de las migraciones, surge la oportunidad de aportar un nuevo enfoque para visibilizar los puntos en común que existen entre las personas que se mueven y las que acogen. La diversidad como elemento que enriquece a la comunidad, la dota de matices y nuevas formas de hacer y crecer.

Desde Déjame que te cuente se pretende generar nuevas narrativas para la sensibilización sobre los tres temas que nos ocupan —mujeres, infancia y juventud migrante— promoviendo los valores y aspectos positivos de la comunidad frente a la discriminación y los discursos de odio velando por el protagonismo y empoderamiento de la población migrante.

Resulta interesante poner en valor la diversidad y la comunidad como elementos protagonistas de nuestra narrativa que cuenta cómo un conjunto de personas unidas consigue algo heroico, que triunfa colectivamente e inspira a seguir construyendo un futuro mejor. En nuestra narrativa no es el individuo el que hace que la comunidad sea mejor, sino al contrario, la comunidad ayuda a florecer al individuo. No es el salvador de la comunidad, sino que es salvado por ella. Viajamos del bien común al bien individual.

Más información en www.dejamequetecuente.info y en el perfil de Instagram.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *