Reconocimiento justicia y desarrollo

Mary Bielo Bita – Integradora laboral de la Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas

En enero de 2015 la ONU decretó el “Decenio Internacional para los Afrodescendientes, bajo el lema: Reconocimiento, justicia y desarrollo”.

En el 7° año de este Marco para la inclusión de la diáspora africana en todo el mundo, se están obteniendo como respuesta en la calle, que se lleven a cabo alrededor del mundo iniciativas populares, asociaciones, proyectos (educativos y sociales), redes de comunicación, etc… poniendo en valor la multiculturalidad, el reconocimiento y el desarrollo en comunidad. Desde varios puntos de España estos últimos años, coincidiendo con este marco internacional y disponibles para todas, han nacido varios proyectos sociales y educativos, asociaciones, medios de comunicación, colectivos… que están dando respuesta al lema del Decenio. Enumeramos algunas de ellas.

En Santiago de Compostela trabaja el colectivo “Resistencia en Terra Allea” como espacio pedagógico antirracista, decolonial, feminista transincluyente en red con la “Casa Comunitaria Aluandê” (2018). Es un espacio autogestionado, afrocentrado y antirracista comunitario de cuidado y valores necesarios que trabaja en la dinamización sociocultural y comunitaria mediante la visibilización y puesta en valor del arte, la cultura, la salud y el conocimiento generado por las existencias que habitan a los márgenes de la sociedad eurocentrada. Surge para tener un lugar para hacer Capoira-Angola, que buscaba revisar, valorar y mantener viva tanto la cultura como la matriz africana, así como sus distintas manifestaciones, mediante alternativas, propuestas y formas colectivas manteniendo el legado de los pueblos originarios que resistieron y resisten el proyecto colonial, tejiendo alternativas, propuestas y caminos colectivos para crear futuros de libertad, dignidad y buen vivir.

En Valencia ha nacido “Entreculturas Valencia” una red de transformación para el cambio social a través de la educación para el desarrollo, de la educaciónacción para la paz, la sostenibilidad ambiental, la igualdad y los derechos humanos que tiene como objetivo general impulsar y acompañar procesos educativos que integren la educación de una ciudadanía global que promueva: el cumplimiento de la Agenda 2030 y el desarrollo. Mediante estrategias y recursos para la convivencia intercultural y la participación ciudadanía con proyectos como “A la fresca” y “Retratos de Barrio” o jornadas de interculturalidad y arte con ponencias que hablen de poesía, fotografía, cine, pintura, teatro, libros música y dibujo.

El pasado 22 de Abril en el distrito Arganzuela en Madrid, se inauguró el “Centro Cultural Espacio Afro”, pertenece a un colectivo de afroespañoles denominado anteriormente Conciencia Afro y Afroconciencia en la actualidad, después de siete años realizando diferentes actividades en los pabellones del Centro de Residencias Artísticas en el Matadero desde 2015 hasta el pasado mes de octubre, han creado espacios como la asesoría jurídica gratuita con Asociación de Juristas Afro-Europeos(AJAE), talleres, el festival Conciencia Afro desde 2016, la Revista Negrxs o el espacio “Afronterizos” que es un equipo pedagógico de educación antirracista que acude a centros educativos y empresas para hablar de la raza, el racismo y cómo luchar contra ello, todo esto lo ponen a disposición para los colectivos y emprendedores que pertenecen a la diáspora africana y afroespañoles haciéndoles partícipe a toda la comunidad en cada una de sus actividades y propuestas bajo el lema: lo afro está está en el centro, el futuro es ahora.

En este nuevo espacio se incorpora un espacio económico de coworking, una librería, biblioteca, presentaciones de libros, ferias creando una experiencia que proporciona al visitante toda la información necesaria sobre las luchas de la comunidad africana y afrodescendiente ó todo el colectivo migrante –como el “I Festival de Podcast en Vivo” para la ILP #RegularizaciónYA– al mismo tiempo que visibiliza todo un proceso de encuentro social, político, emancipador y evolutivo que se viene construyendo desde siglos atrás y que se evidencia en estas manifestaciones culturales con contenido crítico a la vez que se crea una sinergia con la comunidad afrodescendiente en España dotando de herramientas necesarias para descubrir y sumergirte en una educación transcultural, creando procesos de afectividad y empoderamiento de la comunidad africana, afrodescendiente, negra en el contexto del estado español junto al resto de la población que interviene.

Continúan surgiendo espacios de encuentro, unión y cohesión en Madrid, concretamente en Rivas Vaciamadrid. Hace un año nació la “Asociación de Mujeres Siempre Unidas” una entidad que se centra en la atención a víctimas de cualquier tipo de violencia de género, mediante charlas grupales, acompañamiento psicológico por profesionales y talleres que pretenden dar visibilidad a la problemática y ayudar a las personas que sienten temor porque desconocen los pasos a seguir, se dan pautas de actuación a víctimas… Esta iniciativa surge a través de una víctima de violencia de género afrodescendiente cansada de no sentirse acompañada e incomprendida en los lugares donde buscó atención, decidió crear este espacio donde ánima y da herramientas a las personas que han sido víctimas de abuso.

Desde las Plataformas Sociales Salesianas (Madrid, España), el pasado febrero comenzó el proyecto “Déjame que te cuente” que abraza el concepto de amor fraterno, “un amor que va más allá de las barreras de la geografía y del espacio” como expresa el Papa Francisco en la encíclica “Fratelli Tutti” y se nutre de lo que nos propone el Rector Mayor en el Aguinaldo de 2022: “Hacerlo todo por amor nada por la fuerza”. Un proyecto que tiene como objetivo la creación “Nuevas Narrativas del amor” frente a los discursos del odio, donde las personas hablan sobre la interreligiosidad, la pluralidad religiosa dentro de las plataformas sociales salesianas y tiene su propia sección en esta revista.

Todos estos espacios, dotados de amor, multiculturalidad simultánea, llenos de paz, espacios seguros para muchas surgen y aparecen dentro de este Marco Internacional para recordarnos como dijo el padre Desmond Tutu: “Las diferencias no están destinadas a separar, a alienar. Somos diferentes precisamente para darnos cuenta de la necesidad que tenemos los unos de los otros”.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *