Sant Joan de Déu València: «Acompañamos para crear oportunidades a personas sin hogar»

Rosa Peiró. Trabajadora Social, Solidaridad y Comunicación.

Sant Joan de Déu València pertenece a la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, una entidad religiosa sin ánimo de lucro, presente en más de 50 países con una extensa red de centros sanitarios y sociales, que desde sus orígenes acoge, acompaña y se compromete con las personas más desfavorecidas del mundo.
La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios cuenta una trayectoria de más de 125 años en la ciudad de Valencia. En su primera etapa se centró en la atención sanitaria de niños enfermos en el Hospital de la Malvarrosa.

Desde 1992, se dedica a la atención de personas en situación de sin hogar a través de Programas de Atención Social que se han ido ampliando en función del análisis de las necesidades detectadas, con el deseo de crear un modelo de atención integral personalizado, que favorezca un proceso de inclusión social de las personas atendidas.

Vivir en la calle es el resultado de una situación de exclusión social que se construye durante un largo periodo de tiempo, incluso años, hasta que finalmente resulta insostenible y cualquier suceso puede provocar que finalmente una persona caiga en ella.

Los motivos por los que una persona vive en la calle son muchos y diferentes, y no son en su totalidad responsabilidad de la persona. Estamos hablando de una serie de factores de origen diverso, entre los que destacamos:

  • ESTRUCTURALES: Tienen que ver con la pobreza, la falta de empleo o el empleo precario, el acceso a la vivienda, inmigración, etc.
  • INSTITUCIONALES: Relacionados con la gestión de los problemas de la sociedad: prisiones, centros de menores, servicios de ayuda, prestaciones, etc.
  • SOCIALES: Tienen que ver con la familia y las relaciones con el entorno más cercano; algunos ejemplos son casos de violencia, rotura, muerte, soledad, etc.
  • PERSONALES: Tienen que ver con la educación y la cultura, enfermedad discapacidad o dificultad en el aprendizaje, pérdida de apoyo, abuso de sustancias o adicciones.

Cuando hablamos de una persona sin hogar, hablamos de muchas más necesidades que la simple carencia de un techo bajo el cual vivir. Hablamos de la necesidad de un lugar donde sentirse seguro, donde guardar las pertenencias y disponer de identidad e intimidad, de la participación en la sociedad en un sentido amplio, de la plena autonomía en todos los aspectos vitales de la persona.

Sant Joan de Déu València está formado por un equipo de 25 profesionales, 45 voluntarios/as y 4 Hermanos, que cada día atienden a más de 100 personas, que necesitan de nuevas oportunidades y apoyo social, para poder vivir de nuevo de forma autónoma y digna.

Nuestro objetivo principal es ofrecer nuevas oportunidades a las personas que lo han perdido todo .Por ello trabajamos desde tres áreas de actuación.

  • La atención integral para personas en situación de sin hogar o en riesgo de exclusión social, través de los programas de atención social.
  • La sensibilización y el compromiso por una sociedad más justa e igualitaria , a través del programa Escuela Amiga , la Magic Line …
  • Los valores. Nos comprometemos con la persona y sus necesidades más profundas a través de los valores de nuestra institución: Hospitalidad, Calidad, Respeto, Responsabilidad y Espiritualidad.

Los programas de Atención Social, responden a un modelo de atención integral que favorece las diferentes áreas vitales de las personas: Salud, económica, laboral, ocio y tiempo libre, relaciones sociales y desarrollo personal.

  • Albergue, con capacidad para 54 personas, es un recurso que ofrece con carácter temporal, la prestación de alojamiento, manutención, formación y soporte social. Constituye un instrumento básico para desarrollar intervenciones de normalización de la convivencia, actuando como apoyo en los procesos de inclusión social.
    Además de las instalaciones adecuadas, se dispone de un equipo profesionalizado que acompaña a la persona usuaria en su proceso de inserción social, y un servicio de voluntariado que apoya la dinámica del día a día en el albergue.
    El albergue tiene la Certificación de la Calidad según la ISO 9001:2008 (AENOR).
  • Red de viviendas, Ofrecemos una red de 16 viviendas de autonomía, con 49 plazas, un recurso único en Valencia que permite acoger a personas que necesitan un hogar para afianzar su proceso de inclusión.
  • Formación y empleo: Desde el programa de inserción laboral promovemos el derecho de toda persona a encontrar un trabajo digno, además del acompañamiento profesional y del apoyo económico necesario.
  • Deshabituación alcohol y juego patológico , desarrollamos un programa terapéutico de deshabituación, dirigido a personas sin hogar, con adicción al alcohol y/o juego patológico, con el cual pretendíamos ampliar la intervención de forma más concreta en el mundo de las personas sin hogar.
  • Centro Ocupacional tiene como objetivo la integración social de la persona a través de la recuperación de las habilidades inherentes a la vida diaria, como son el empleo, las relaciones sociales y el ocio. Para conseguir este objetivo, centra su metodología en dos áreas de intervención social:
    • Área ocupacional: Relacionada con las actividades de la vida diaria, horarios y rutinas, compañerismo y trabajo en equipo, responsabilidad, compromiso, superación, etc.
    • Área de ocio y tiempo libre: Se llevan a cabo actividades semanales, como yoga-pilates, teatro, relajación, salidas culturales, deporte, etc.

Respecto a la solidaridad, Sant Joan de Déu València busca la complicidad de la sociedad para mejorar las condiciones de vida de las personas más vulnerables, sensibilizando para romper prejuicios y fomentar la inclusión social. Para ello trabaja fundamentalmente desde dos programas:

  • Escuela Amiga es un programa de sensibilización que tiene como objetivo incrementar la conciencia de los/as jóvenes hacia las personas en situación de sin hogar y luchar contra el estigma que sufren estas personas al encontrarse en situación de exclusión social.
  • Magic Line, es una caminata solidaria por equipos y no competitiva. Fomenta la implicación de los equipos mediante acciones de sensibilización y captación de fondos.

Todos estos programas son posibles gracias al compromiso de la administración pública, a la solidaridad de instituciones y empresas y a personas que nos ofrecen recursos e ideas para poder implementarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *